Seguramente has oído hablar de la economía circular y te has preguntando en qué consiste. Hablamos mucho de reciclaje, de residuos, cosas que nos preocupan debido a que los recursos de nuestro planeta no son infinitos.

¿En qué consiste?

La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende. (Fuente: Parlamento Europeo)

¿Cómo funciona?

En la naturaleza no existen residuos, todo se transforma. Los seres vivos nacen, crecen, se reproducen, mueren y se convierten en abono, el ciclo de la vida no genera residuos. ¿Recuerdas cuando te lo explicaban en el colegio?

El volumen de residuos orgánicos generados por el humano es enorme y necesita un tratamiento para poder ser reutilizado. Tardaríamos siglos en que se transformasen solos. Esto lleva un proceso de recogida y reciclaje.

La economía circular propone que, ya que los recursos y las materias primas no son infinitas, debe existir un sistema circular para que después de fabricar y consumir los productos generados a partir de las materias primas, los residuos que se generen durante el proceso de fabricación y tras su consumo vuelvan a convertirse en materias primas.

Esta transición hacía una economía circular, a parte de generar oportunidades de negocio y económicas, proporciona grandes beneficios sociales y ambientales.

El modelo de economía circular distingue entre el ciclo bioeconómico y el ciclo técnico.

El biociclo económico

Son muchos los sectores económicos que trabajan con materias primas orgánicas:

  • agricultura, pesca, ganadería, forestal
  • transformación alimentación, textil, biomedicina
  • la distribución y el consumo
  • la recogida de residuos y su eliminación

El volumen de residuos orgánicos, fundamentalmente los generados en las ciudades, presenta una gran oportunidad para transformarlo en energía, nutrientes u otros materiales aplicando los principios de la economía circular.

El ciclo técnico

Se basa en minimizar el uso de los recursos naturales y la energía. Utilizando los procesos que alarguen la vida útil de los productos y generando la menor cantidad de residuos.

Aquí es donde toma importancia la gestión de los residuos para su posterior reciclaje.

La economía circular propone que una vez acabada la vida útil de un producto se desmonten de manera que vuelvan a tener una nueva vida.

 

Residuos peligrosos

La industria genera en sus procesos de fabricación unos residuos peligrosos para el ser humano y el medio natural que deben ser gestionados por empresas certificadas que los traten de manera especial.

Para que este ciclo se cierre y se ocasionen los menores problemas al planeta.

Call Now ButtonLLÁMANOS AHORA